Mercado Colombiano

  •  

    Cuando hablo de comercio electrónico con nuestros clientes y tienen dudas, me gusta usar analogías del mundo físico y el mundo virtual para ser más didáctico en mis ejemplos.

  • Reinventarnos, ese es el propósito del 2016… cambiar, ser otros, ser diferentes, nuevos y fuertes. Esta es una acción realmente difícil, pero sobre todo por la cantidad de escepticismo que existe para hacerlo, así como las taras mentales propias y de externos. 


  • Aunque parezca que terminé el tema en la primera entrega, aún no. Con todo lo descrito en el blog anterior, no aseguramos lo más importante, que es hacer que los clientes lleguen a la tienda y que además compren, para eso se necesita hacer una estrategia de mercadeo que para nuestro caso es digital y se ocupa de hacer que los clientes nos encuentren, que la marca se posicione y que tenga presencia en todos los canales digitales además de cuidar la imagen. Y por último ocuparse de los análisis de los datos para conocer mejor a los clientes y definir si las estrategias utilizadas son las adecuadas o algo debe ajustarse.

  • Llevamos muchos años conquistando el mercado Colombiano; aparentemente un mercado hecho de 300 cuentas. Es decir, todos los integradores de sistemas de Colombia queremos comercializar con las 300 cuentas de este “mercado”. Obvio, todo el mundo sabe que afuera no son solo 300 empresas, pero por algún extraño motivo los integradores solo vemos esas cuentas.

  • The Business Year, es una editorial internacional que produce recursos anuales de investigación e inteligencia sobre más de 20 economías en el mundo, y proporciona entrevistas exclusivas a altos cargos del gobierno, jefes de estado, gerentes, y líderes del sector público y privado. The Business Year este año ha decidido entrevistar a nuestro Gerente general Oswaldo Medrano.

  •  

    La duda a la que se están enfrentando las empresas en términos del manejo de su infraestructura IT es si debo o no pasarme a Nube. Y dentro de esta toma de decisión la principal variable a considerar siempre será el costo. Grave error. Y es que en ese momento donde el análisis técnico se relega para tener un enfoque meramente financiero para la toma las decisiones es cuando las empresas empiezan a quedarse frente a su competencia, frente al mercado y frente a la evolución lógica de la tecnología.