Hace poco tuve la oportunidad de viajar a Malasia y Singapur en una iniciativa de Fedesoft y el MINTIC. El propósito de este viaje era entender que hacían en estos dos países para lograr el éxito de sus emprendimientos tecnológicos.

La verdad viaje con la expectativa de encontrarme una raza extra terrestre, superior en mentalidad a nosotros... probablemente con alguna habilidad cognitiva desconocida o incluso algún tema asociado a su alimentación que explicara como logran ser tan exitosos en diferentes frentes.

Es cierto que Kuala Lumpur y Singapur son impresionantes debido a su modernidad y seguridad. No me cabe duda que Singapur es el ejemplo perfecto de la ciudad del futuro, de hecho no me cabe en la cabeza como tras unos 40 años han logrado pasar de estados casi que fallidos a ser sociedades tan avanzadas y sobre todo, como es que ellos si pueden y nosotros no!.

La mala noticia es que en este viaje no descubrí un secreto mágico, ni formulas secretas para el éxito, tampoco vi ninguna diferencia social o física entre ellos y nosotros. Lo que si note muy marcado es una intención!.

Acá una referencia: Según la Cámara de Comercio el primer año de creadas solo sobreviven 55 de cada 100 emprendimientos en Colombia. Para el cuarto año sobreviven tan solo alrededor de 20 empresas de cada 100!. La estadística en estos países asiáticos es 3 veces superior. En los primeros 5 años mas de 55 de cada 100 emprendimientos sobreviven.

Al entender estas estadísticas opte por pensar de nuevo en lo negativo: ¿Sera que los latinos tenemos ideas muy pobres y ellos ideas muy innovadoras? la respuesta es no. No vi nada que me cambiara la vida. Todos los emprendimientos ya les había visto alguna versión Colombiana.

La razón para esto es que los gobiernos de estos dos países están realmente comprometidos en lograr que la industria tecnológica de sus respectivos países avance. Existen decenas de organizaciones gubernamentales creadas exclusivamente a potenciar los emprendimientos. La intención que encontré es la de los gobiernos de estos países, Gobiernos enfocados en hacer de sus ciudadanos y compatriotas emprendedores exitosos.

Le preguntaba al director de una de estas organizaciones sobre como ellos escogían las ideas que querían apoyar para emprender. Como sabían que idea es buena y cual no tanto. Su respuesta fue contundente y tajante: Acá consideramos cualquier idea una buena idea. Para nosotros no existen malas ideas, todas las apoyamos.

Un emprendedor en estos países puede contar con espacio físicos en ciudades inteligentes donde pueden poner sus instalaciones sin costos o costos muy razonables. Ahí muchas otras organizaciones les ayudaran a desarrollar su idea y a ponerla en practica. Los asesoraran en cuestiones financieras y de marketing. Los llevaran a que ofrezcan sus productos en todo Asia y les conseguirán ángeles inversores para apalancarlos económicamente, esto sin contar que al menos les darán 5 años sin cobrar impuestos para darles la oportunidad de crecer.

En Colombia pasa todo lo contrario. Acceder a capitales es complejo y tedioso, la Banca no presta un centavo y los impuestos son altos. Contratar personal es un gallo y muy poco ofertas para ayudar y asesorar sin costo.

Al final la conclusión es que mientras que en Colombia no exista la intención verdadera para construir un semillero de emprendimientos exitosos nunca vamos a poder salir a flote, y sera una labor titanica emprender.

Oswaldo Medrano