En IKONOSOFT estamos en el proceso de crear productos propios gestionados en la nube. En parte, la discusión interna se da sobre que tan abierto o cerrado debe ser el offering. En otras palabras, que tan susceptible a consultoría y personalización debería ser. Tengo la firme opinión que nosotros debemos ofrecer productos industrializados.

Definitivamente le he tomado un poco de aversión al tema de la consultoría y parametrización. La mayoría de Partners especialistas en una solución puntual le apuestan a largos procesos de parametrización de una herramienta para ponerla en producción como base de su negocio, esto significan márgenes altos y clientes amarrados... lo entiendo, lo comprendo pero no comparto.

En parte mi opinión se basa en dos experiencias recientes:

 1. EL PRODUCTO PERSONALIZADO

Una empresa llego a nuestras oficinas a mostrarnos un producto desarrollado por ellos con el animo de ver si IKONOSOFT se convertía en socio capitalista. El producto es un desarrollo hecho para retail que busca automatizar algún proceso puntual en la toma de información de los clientes de dicha empresa. Honestamente en un primer plano, ¡la solución me pareció genial!; era simple, relevante y bien diseñada. Sin embargo algo no me gusto del todo. Esta empresa había logrado vender la solución en un retailer importante del país. Este poderoso cliente era tan dominante con la solución que exigía parametrizaciones constantes. Esto ocasionó dos efectos desde mi perspectiva: En primer lugar estaba tan adaptado a las necesidades especificas de este Retailer que no aplicaba para ningún otro, venderlo a un cliente diferente suponía gastar de nuevo muchos recursos y esfuerzos para lograr adaptarlo. En segundo lugar la gran demanda de recursos ocasionaba que sus creadores tuvieran que invertir prácticamente todo su tiempo en vivir para su único cliente.

2. LA CONSULTORIA

Nosotros logramos lanzar una nueva compañía asociados con unos extranjeros acá en Colombia. En parte, uno de los grandes offerings que pretendíamos hacer era precisamente labores de consultoría sobre la optimización de recursos de IT. Aprendí que este tipo de consultoría depende de expertos y la dicha llega hasta donde llega el experto. ¡Logramos hacer algunas ventas a punta de explicar las ventajas de seguir el proceso propuesto de optimización! De verdad el speach era realmente cautivante. Los clientes compraron, se ejecuto el proceso, la empresa se acabó, el experto volvió a su país de origen y la iniciativa se apago. Resultado, un cliente con un trabajo a medias y un mal sabor de boca.

Esto me da como enseñanza que nosotros debemos crear productos que sean:

 1. INDUSTRIALIZADOS: El offering es uno, no cabe personalización ni consultoría. Se toma o se deja. Se vuelve transaccional. El cliente se adapta mas no adapta. 

2. RAZONABLE: Servicios que sean pagables. Acceso a plataformas de talla mundial pero a precios exequibles. 

3. RELEVANTES: Si solucionan algo en IKONOSOFT, se puede replicar. 

4. SIN PERMANENCIA: el derecho de permanecer con el cliente se da por la calidad mas no por contratos leoninos.

Hace poco leía en la biografía de Steve Jobs como el enloquecía por controlar en su totalidad todo el producto. El HW y el SW eran creados y producidos por Apple, pues según Jobs era la única forma de controlar la experiencia del cliente. El creía en offerings absolutamente industrializados donde el cliente se adapta. Espero que IKONOSOFT logre emular esta teoría de alguna forma.