Hace poco leímos un gran articulo por Forbes, en el que describían 5 maneras en las que puedes contratar a la persona equivocada... Aquí las 5 resumidas:

1.Creer que el talento de una persona va por encima de su manera de trabajar con los demás.

Una persona con mucho talento pero conflictiva, puede quitar más, que agregar valor a tu organización.

2.Contratar alguien que critica su jefes anteriores.

No hay que ser un genio para saberlo. Que alguien hable mal de otra persona en un entrevista, es una mala señal, sobre todo si es de jefes anteriores. Este tipo de personas tarde o temprano muestran lo mismo en tu organización. Empiezan hablar mal de compañeros o de superiores, muchas veces generando conflictos o mal ambiente.

3.Contratar alguien con complejo de protagonista.

Esto nos llama mucho la atención aquí en Ikonosoft. Piensa en cuantas veces al entrevistar alguien, esa persona habla de lo que ha logrado en equipo y lo que ha logrado por si misma. Al escuchar sólo "Yo logré" o "Yo hice" durante una conversación, puedes estar seguro que hablará de igual manera de los éxitos que logró tu empresa en equipo, cuando él o ella ya no esté.

4.Contratar al problemático.

Todos en una organización deberían estar orientados a buscar solución a las dificultades que se presentan frecuentemente, no verle el lado negativo a todo o poner el famoso "pero" cuando se busca una solución. Pero ¿cómo sabes si la persona que estás entrevistando puede ser una persona así? Pregúntale por un problema que vivió en su lugar de trabajo, si existió una solución y que rol jugó él o ella.

5.Contratar alguien con mentalidad de víctima.

Contrata personas que acepten responsabilidad por sus actos y valoren las acciones y trabajo de los demás. En el artículo de Forbes recomiendan preguntar a las personas que se están entrevistando, si alguna vez hicieron algún cambio grande en su organización y cuales fueron los resultados. Una víctima siempre resaltará las faltas de los demás para no mostrar sus errores.

Creemos que es bueno tener en cuenta estos 5 puntos. Sólo que muchas veces al entrevistar una persona lo olvidamos.

 

¿Qué piensan ustedes?

 

Fuente: Forbes.com