Para resumir el término creatividad, podemos decir que es la capacidad de crear o generar ideas o conceptos. De aquí nace una verdad: ¡Todos la necesitamos!

He tenido la oportunidad de conocer muchas personas que trabajan en diferentes oficios y así he confirmado que la creatividad es una capacidad que debemos desarrollar independientemente de lo que hagamos en nuestra vida, la creatividad nos pone en otro nivel.

Por ejemplo: En ventas, es una herramienta fundamental para crear una estrategia que lleve a que los posibles clientes los prefieran sobre los demás.  Un pediatra puede hacer que su pequeño paciente acepte mejor las medicinas. Un ingeniero al seguir desarrollando su imaginación, logra generar ideas con las cuales desarrollar productos, servicios o procesos que cubran alguna necesidad. En diseño y publicidad, no es una necesidad, es un requisito para poder estar vigente. Estos son solo algunos casos entre muchos otros que podría citar.

Tal vez dirán: Es tan fácil decir que todos la necesitamos, pero… ¿cómo podemos ser más creativos?

Aunque es una capacidad innata del ser humano, es como cualquier otra competencia, debe ser alimentada, no nace de la nada, el intelecto es fundamental para que esta evolucione. Con esto entendemos que si queremos ser más creativos, debemos leer más, porque entre más conocimientos tengamos, más herramientas tendremos para “crear”, ver más allá de lo que vemos cotidianamente. Debemos explorar, investigar, aprender cosas nuevas. No es solo cuestión de inspiración (la cual es muy importante en este proceso) solo llega cuando ya tiene mucho material con qué trabajar. 

Así que cuando necesitemos creatividad en cualquier área de nuestra vida, ya sea a nivel profesional o familiar, recurramos a indagar y explorar cosas nuevas, ya es muy fácil, estamos a un clic de saber lo que piensan y hacen al otro lado del mundo.  La creatividad nos expone a innovar, a salirnos de lo común, a ser mejores, a olvidar esa zona de confort que ya sabemos, es un espacio donde nos estancamos. La creatividad es el mejor mecanismo para crecer en lo que hacemos, es lo opuesto a lo que ya está establecido, a lo que ya está, a lo que ya existe.

 

Arriesguémonos a ver más allá, sea cual sea nuestra ocupación, podemos ser creativos y así crecer y generar que no solo en nosotros, sino también en quienes nos rodean, la necesidad de dar más, de conocer más, de descubrir nuevas formas de ver y de vivir la vida.