En mi experiencia siempre he pensado que un comercial vive de sus comisiones más no de un básico, pero cuando la vida te lleva a ese instante donde alguien te propone vivir solo de ellas, sin un salario fijo, es justo ahí cuando piensas si eres coherente con lo que dices y lo que haces.

Así la vida me da la oportunidad de retarme y ponerme a prueba, saliéndome de la zona de confort.  Nunca en mi vida había asumido un riesgo tan grande, pero admito que la decisión no fue muy difícil de tomar, ya que del otro lado quien me lo proponía era Oswaldo Medrano, el Gerente de Ikonosoft con quien ya había tenido la oportunidad de trabajar. El me dio la tranquilidad de saber que podía confiar en su palabra y a la vez la oportunidad de conocer como podría potenciar mis ventas, ganando muy bien y adicional con la autonomía total de mi tiempo y lugar de trabajo. 

Llevo ya 7 meses trabajando como agente comercial de Ikonosoft y puedo decir que me han ocurrido varias cosas que no me esperaba:

 

  • He logrado trabajar con total autonomía en el manejo de mi tiempo algo que ya me habían ofrecido en otras empresas pero nunca cumplían, porque siempre te dicen “acá puedes manejar tu tiempo” …. Y vaya uno a ver si es cierto, resultas cumpliendo un horario laboral que para un comercial realmente pienso ya está mandado a recoger.
  • Conseguí ganar más dinero que el que ganaría si estuviera empleada por una compañía con un salario fijo mas comisiones.
  • La tranquilidad que te da saber que nunca vas a perder tu empleo por una mala racha que tengas, convirtiéndome en el garante y veedor de mi propio desempeño.
  • Pasé a manejar eficientemente mi tiempo fuera de la oficina, logrando aprender a evitar el caos vehicular de Bogotá, abriendo la posibilidad de trabajar home office y con la valiosa recompensa de compartir invaluables momentos con mis hijos, a quienes les veo sus caritas de alegría cuando llegan del colegio porque los recibe su mamá.
  • A pesar de no ser directamente de la “nomina” de Ikonosoft, me he sentido realmente parte del equipo de trabajo. En Ikonosoft he encontrado eco y apoyo a mis ideas, escucha y respuesta a mis inquietudes por parte de todas las áreas de la empresa y lo más importante la oportunidad de crecer en un ambiente laboral magnífico; jamás me he sentido como una extraña dentro de la compañía y eso me hace sentir cada día más comprometida con lo que hago.

 

Creo que son tantas las cosas buenas que he podido vivir en esta experiencia, que este blog se volvería todo un libro, pero lo cierto es que he podido encontrar el equilibrio perfecto para tener un buen trabajo y poder compartir más tiempo con mi familia lo que es realmente gratificante.

 

Karen Ramirez.