Tengo la no despreciable edad de 43 años los cuales a mi forma de ver han sido muy bien vividos. Esto no ha sido sin errores eso si.

Uno de los más graves fue que cuando era joven yo decidí que el estudio era secundario y esto me llevo a no tener un titulo universitario o técnico o de lo que fuera, lo cual hizo que mis oportunidades laborales se vieran muy limitadas pues mi conjunto de habilidades no era el más apto para competir en un mercado laboral que cada vez requiere tener más conocimientos específicos para poder desempeñar una labor.

Debido a esto tuve que conformarme con lo que logré conseguir gracias a mis habilidades, por esto fui cuidador de perros, vueltero, traductor, profesor de inglés. Habilidades todas buenas pero no muy bien pagadas en este país. Incluso tuve una pequeña empresa pero a esta no le fue muy bien, en gran parte por mi falta de habilidad a la hora de dirigirla y en parte por la falta de conocimientos a la hora de adaptarme a un mercado.

Cuando todo esto dejó de funcionar llegué al mundo de los call centers los cuales apreciaban mucho mi habilidad en el idioma inglés

Acá es donde empieza mi historia. Yo que no tenía casi formación en un ambiente laboral tuve que aceptar un trabajo en el que yo era un número y no una persona, y no crean que esto va contra los call centers, es un trabajo al que le debo muchísima gratitud pero es un trabajo no hecho para considerar las necesidades de la persona por encima de las necesidades de la compañía.

 

Me toco adaptarme a:

 

  • Pedir permiso para ir al baño

 

  • Tener que llegar al trabajo casi 30 minutos antes de arrancar pues no me podía exponer a empezar tarde pues esto conllevaba sanciones

 

  • Tener que trabajar todos los fines de semana y festivos

 

  • Trabajar en horarios de vampiro

 

  • Tener que aprender a lidiar con la frustración de otras personas la cual era dirigida a mi

 

Y por varios años yo viví para trabajar pues tenía poca o nada interacción con mis hijas, no veía a mi señora, no podía salir con mis amigos y para colmo el dinero no me alcanzaba. Esto hizo que yo viviera enfermo, deprimido y cada vez más metido en un túnel del que no es fácil ver la salida.

Gracias a mis amigos logré una oportunidad en otro sector y esto me llevo a Ikonosoft en donde pude volver a saber que era ir al trabajo con emoción de ir, tratar con gente sin susto de ser reportado por hablar en el trabajo, e ir al baño jeje. Y pude entender que es muy importante todo lo que nos afecta en especial a la hora de tomar decisiones importantes, como los estudios que nos darán habilidades en el futuro y en especial el buen relacionamiento con la gente, porque si uno es bueno con la gente, aunque se demore, esto se devuelve y la gente va ser buena con uno.

Así que tomen la decisión que quieran pero tengan en cuenta que incluso las más pequeñas o menos importantes, afectarán toda su vida.